2/10/08

Probando, probando…, se da en lo blando.

1ª Prueba autogiro CV-1 con cola normal.



Hola amigos, aquí estamos de nuevo con otro proyecto en pruebas, visto el éxito a medias, obtenido con el anterior modelo de autogiro CV-1 bicola (Giromixer), hemos hecho otro autogiro igual, pero el cambio está en la configuración de los timones, que en vez de ser dobles, son simples.



A este modelo se le ha diseñado unos timones de medidas generosas y líneas redondeadas para dar le un toque bonito, aunque eso ya es una cuestión de gustos. También, decir que el timón de dirección se ha situado fuera del alcance del disco rotor, para evitar que las palas colisionen con el, ya que cuando aplicamos cargas excesivas al disco rotor, el efecto mast bumping o sobre empuje, es muy fuerte en estos modelos y suelen tocar con relativa frecuencia.



La motorización empleada para este autogiro es la de un motor 40 de dos tiempos, con una hélice 12,25 x 3,75. APC de las que se utilizan para vuelo 3d, con esta hélice tendremos poca velocidad pero si mucho paso de aire que es lo que nos interesa.

Respecto a la elaboración del sistema de mando no ha cambiado nada, es el mismo sistema utilizado para el anterior modelo, lo que si hemos cambiado ha sido el portapalas, en este modelo en vez de utilizar un portapalas articulado, hemos diseñado un porta palas semirigido, el cual le da una mayor eficacia de sustentación a las palas y no corremos el riesgo de que se pliegue el rotor por un exceso de carga. Por lo demás no se ha variado la estructura del autogiro con respecto al anterior.




La prueba de vuelo fue mejor de lo esperado, tras iniciar la carrera de despegue, el autogiro se eleva suavemente, con una ligera tendencia a subir, ocasionada por la semirigidez de portapalas, una vez corregido esto, el autogiro se muestra muy estable en vuelo recto y nivelado, demostrando también en los giros a izquierda y derecha esta misma aptitud, la prueba de autorrotación es satisfactoria aguantándose el autogiro con una descendente muy estable y progresiva.





El aterrizaje, no fue todo lo suave que hubiésemos querido, pero esto no fue a causa del comportamiento del autogiro, sino a las manos del piloto, que todavía no le ha pillado el punto a este nuevo autogiro. Pero que sin duda será merecedor de aterrizajes impecables.







Conclusión:

Esta configuración es la realmente buena para este autogiro, superando con creces todas las expectativas.

Saludos y buenos vuelos.

Abejorro.

1/10/08

LA VETERANÍA ES UN GRADO.

2ª PRUEBA DEL AUTOGIRO CV-1 BICOLA (GIROMIXER).



Tras la fallida prueba (visitar patrullaabejorro.blogspot.com) y las reflexiones oportunas, llegamos a la conclusión de que el fallo procedía de un diseño no acertado del mando combinado alerones/profundidad, y también de un mal ajuste de la mezcla elevón en el equipo de radio, así como creemos que también puede afectar el diseño de la doble cola.

En esta ocasión, el reto lo acepta el “Maestro” Vicente Casas (padre), ya que Vicente Casas (hijo), aunque fue el autor del primer intento, fallido, cede a la voz de la experiencia.



La reconstrucción ha sido sencilla pero laboriosa, ya que el fuselaje del autogiro original quedó bastante dañado, por lo que se optó por hacer un fuselaje nuevo aprovechando el mástil y los timones del anterior.



Una vez hecho esto, el “Maestro” se concentró en mejorar el mando rotor, al cual hizo una pieza nueva, bastante más alargada que la anterior, alejando los mandos del punto de giro dándole el doble de la distancia que tenía, y poniendo el eje de sujeción de las rótulas de transmisión en el centro del eje longitudinal, además de conectarlas en la parte exterior de los servos.



Todo esto se traduce en una mejora sustancial en el mando, ya que tiene mucha más “palanca” y es menos sensible, dando lugar a un menor desgaste de los servos.

Lo siguiente fue activar la mezcla elevón de la emisora, pero esta vez de manera correcta, porque en la anterior no se quedó bien combinada y cuando se le mandaba en un sentido tenía tendencia a mezclar el otro mando. Es decir, si mandamos alabeo, solo; mandaba profundidad también pero en menor grado.

Llegó el día de la esperada prueba, ligera brisa en cabecera de pista, buenas condiciones.

A los mandos del autogiro Vicente Casas (hijo), que tras las rutinarias comprobaciones y puesta en marcha del motor, junto con el “Maestro” Vicente Casas (padre), llevan el autogiro a pista, mi padre me ayuda con el prelanzado de las palas, acelero a mitad de gas, y el autogiro comienza a rodar por la pista, y cuando está a ¾ de ella con un leve tirón de profundidad se eleva suavemente.

El autogiro se muestra noble en vuelo recto y nivelado, pero sigue mostrando en menor medida los defectos mencionados en el artículo anterior (visitar patrullaabejorro.blogspot.com), realiza giros suaves y constantes, sin quiebros tan pronunciados, tanto con el mando de alabeo como con el de dirección.

Las pasadas a baja velocidad las aguanta muy bien no entrando en pérdida, y las aproximaciones a pista son todo un lujo para la vista.

Al cabo de siete minutos de vuelo, decido tomar tierra, cortando motor cuando el autogiro se sitúa en cabecera de pista, a una altura de diez metros aproximadamente y picando ligeramente, aterriza suavemente y sin problemas.

Conclusión:

El autogiro ha mejorado sustancialmente su comportamiento de vuelo, con las mejoras efectuadas, pero no acaba de ir todo lo bien que desearíamos, creemos que es por la configuración de la doble cola, que no ha dado el resultado que esperábamos.

Después de esto, no me queda otra cosa que quitarme el “sombrero” ante el “Maestro”, que una vez más nos ha demostrado que por algo es el “Maestro”, y que todavía nos queda mucho que aprender. Además de mi agradecimiento personal.


Si queréis ver como vuela, echad un vistazo a los vídeos que la futura piloto de autogiros Maricarmen ha hecho para nosotros.

Bueno, amigos, esto es todo por el momento, ya iremos publicando los próximos avances.

Saludos.

Abejorro.

video