7/11/10

Acabado y vuelos del JG-35 de la Patrulla Abejorro 2ª parte.






Hola de nuevo.

En esta segunda parte, os mostraremos el acabado del modelo y sus vuelos, Vicente ha optado por una decoración sencilla y cómo no a mi parecer clásica, empleando como recubrimiento oratex en color blanco pálido que, como se puede apreciar, deja ver parte de la estructura, con un pequeño toque de color con esa franja roja en ala y morro pintados.







Alas.










Como en la primera parte destacar que la mayor dificultad a la hora de entelar fueron las alas y los timones, en el caso de las alas se tuvo que tener especial cuidado en el entelado del intradós y los bordes marginales, sobre todo también a la hora de tensar el recubrimiento para evitar reviramientos.


Timones.








En cuanto a los timones la dificultad residió en la flexibilidad que presentaba sobre todo el timón de profundidad, el cual hubo que entelarlo con mucho "cariño".


Motor.










El motor elegido desde el principio debido a que así aparecía en los planos ha sido este "Vivell-35", (entre otras cosas porque disponíamos de él), aunque el que consiguiera el récord mundial de altura fuera equipado con un "M.A.S de 1/5 de CV" (aprox. un 61 de la época), Vicente ha querido hacer la prueba con este motor.

La sensación que nos da a priori es que parece que le falte motor, aun habiendo aligerado al máximo la construcción del modelo. Respecto a la opción de si la prueba de vuelo la hacía con el sistema de encendido electrónico o glow, al final se optó por el de glow, porque creímos que nos ofrecía mayor potencia y rendimiento.

Y por último os mostramos la modificación hecha en el "carburador" del motor, acoplándole un sistema de guillotina para tener control de gases, que aunque su funcionamiento no es tan exacto como lo puede ser un carburador convencional, el resultado obtenido es bastante bueno.


Primer intento de vuelo.



video



video


Vistos los vídeos del primer intento, se confirma nuestra sensación de que el motor elegido "Vivell-35" no iba a ser lo suficientemente capaz como para poder hacer volar al modelo, al menos con la longitud de pista que tenemos, de manera que tendremos que pensar en otra opción.


Segundo intento de vuelo.





Para el segundo intento instalamos otro motor, en este caso uno más cercano a nuestra época, y como motor elegido Vicente se decidió por un Enya 46 de cuatro tiempos, con el cual sí que no tenemos la menor duda de que lo subirá con la potencia suficiente.



video


video



video






Visto lo bien que vuela y lo agradable que resulta, os emplazamos para la siguiente prueba, y es que Vicente tiene un motor que le va a venir de perlas a este JG-35, un OHLSOON-RIFE 60.
En la siguiente entrega explicaremos su funcionamiento con su encendido original y vuelo.

Hasta pronto y buenos vuelos.

No hay comentarios: